Vigo Shopping Night

Noticias

La Shopping Night se afianza en la ciudad

Posted on
Publicada en farodevigo.es el 14.06.2013 Ver noticia original

La fiesta nocturna de las compras repitió el éxito de público de la pasada edición a pesar de la Roja
El estreno de la selección española en el Mundial de Brasil fue una dura competencia que le restó asistentes durante las dos horas de partido. Sin embargo, la Vigo Shopping Night logró rozar el éxito de asistencia de la primera edición con una gran afluencia durante sus otras cinco horas. El reclamo de los descuentos al inicio de la temporada estival resulta irresistible para los cazadores de ofertas . Sumado al atractivo de las múltiples opciones de animación, la noche de compras se afianzan en el calendario vigués como la fiesta con la que la ciudad da la bienvenida al verano.
La Vigo Shopping Night se enfrentaba a una dura competencia: el estreno de la selección española en el Mundial de Brasil. Sin embargo, logró rozar el éxito de asistencia de la primera edición. Los reflejos del atardecer restaron público a la pantalla gigante que se habilitó en La Farola, pero una vez finalizado el partido, se retomó la fiesta en la calle del Príncipe. La noche de compras, con la que la zona comercial por excelencia de la ciudad da la bienvenida al verano, se consolida así en el calendario vigués y se convierte en cita ineludible para los cazadores de descuentos.
Para darles la bienvenida, los 27 establecimientos participantes -más que el año pasado- extendieron alfombras rojas de cinco metros de largo y colocaron rebajas de hasta un 30%, como los de Roberto Verino, donde, además, agasajaron a sus clientes con la degustación de vino y aperitivo.
La engalanada calle empezó a llenarse de vida a las 19.00 horas, la hora mágica en la que los precios menguaron. En ese momento, ya se habían descargado de la web de la zona comercial 4.500 de los “pasaportes” con los que los clientes podían conseguir obsequios por sus compras. Los espectáculos de música, danza y acrobacias se sucedieron para animar el ambiente. Se encargaron de ellos el grupo Blunk, la escuela Arte&Danza, el Club Flic Flac y el DJ Mackinlay, entre otros. Para hacer un descanso entre compra y compra, algo inusual en la calle del Príncipe: terrazas. Los que acudieron vestidos de blanco pudieron acceder a la VIP, con una carpa circular de ocho metros cuadrados frente al Marco. En la confluencia con Eduardo Iglesias, se pudo degustar cerveza artesana made in Vigo y, en la Farola, se dispuso el espacio Island Club. A los que les va más el baile, dispusieron de una pista en la puerta del Sol. Entre patrocinadores y participantes, la cita aunó los esfuerzos de 45 empresas. Cerrados los comercios a media noche, la fiesta se prolongó hasta las 2 de la madrugada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies